Cómo la inteligencia artificial va a transformar los procesos judiciales

0

La inteligencia artificial ya es una realidad en los juicios. Las pruebas para una posible implantación de “jueces robot” se han convertido en una carrera para muchos países. En esta carrera por ser los primeros, hay un país que destaca por encima del resto: China.

El gigante asiático tiene más de 100 robots en los tribunales de todo el país, convirtiendo en realidad el concepto de “justicia inteligente”. La “justicia inteligente” china permite recuperar casos y veredictos del pasado, reduciendo exponencialmente el trabajo de los funcionarios. Como si de una persona se trataran, los robots también tienen distintas especialidades como, por ejemplo, el derecho comercial o las disputas laborales.

Otra de las funciones de la inteligencia artificial en China es la filtración de mensajes privados o de comentarios en las redes sociales para ser utilizados como prueba. A su vez, la policía está utilizando la tecnología de reconocimiento facial para identificar y condenar a los delincuentes.

La IA se ha convertido en una prioridad para China, que tiene problemas para hacer frente a todos los casos abiertos. Se estima que hay 120.000 jueces que deben resolver aproximadamente 19 millones de casos al año. Por lo tanto, el Tribunal Popular Supremo ha pedido a los tribunales locales que hagan uso del big data, la computación en la nube, las redes neuronales y el aprendizaje automático.

Es importante destacar que la IA no se centra en reemplazar el trabajo de los jueces y abogados sino en ayudar a los mismos. Un claro ejemplo de cooperación es la aplicación ‘Intelligent Trial 1.0’, que está siendo utilizada para examinar y producir archivos judiciales electrónicos.

Zhou Qiang, director del Tribunal Supremo chino, defiende así los sistemas inteligentes: “La aplicación de la IA en el ámbito judicial puede proporcionar a los jueces recursos espléndidos, pero no puede reemplazar la experiencia de los jueces”.

¿Corregir los sesgos humanos o robóticos?

Daniel L. Chen, investigador de la Facultad de Derecho de la Escuela de Economía de la Facultad de Derecho de la Universidad de Toulouse, tiene otro punto de vista sobre la utilización de la inteligencia artificial. Chen explica que la IA debe corregir las decisiones sesgadas de los jueces.

“Una cosa que me ha inquietado particularmente es cómo entender todos los sesgos de comportamiento humano que hemos identificado”, explica Chen. Además, sugiere que la utilización de grandes bases de datos e inteligencia artificial podrían ayudar a predecir decisiones judiciales y así evitar sesgos humanos.


Suscríbete a nuestro newsletter aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here