Entrevista a Marta Vives, Blanca Vives y Lola Bardají, fundadoras de ViWords: “A través de la plasticidad de la información mejoramos la experiencia del usuario»

0

Marta Vives, Fundadora de The Foyer. Estudió Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona, así como Arte Dramático en el Ward Acting Studio de Nueva York. Ha trabajado como actriz y guionista para ficción y publicidad para plataformas como Netflix o Filmin y para marcas como Vodafone, Mercedes Benz o Audi, entre otras. También es autora, su primera novela lleva por título “Una mujer con la cuna fracturada” (Ed. Tres Hermanas).

Blanca Vives, Co-fundadora de The Foyer. Estudió el Grado en Derecho y el doble Máster de Acceso a la Abogacía y Gestión de Recursos Humanos en ESADE. Ha trabajado como abogada laboralista en Cuatrecasas durante más de 6 años especializándose en la negociación de grandes reestructuraciones y litigación. Además, tiene una amplia experiencia en debate y en el diseño de discursos, habiendo sido galardonada con el premio a mejor oradora en numerosos torneos de ámbito nacional.

Lola Bardají, Co-fundadora de The Technolawgist y profesora en ESADE Law School. Ha participado en el diseño e implementación de programas académicos innovadores. Co-fundó The Technolawgist como espacio para trabajar sobre innovación y tecnología en el sector legal, generando una audiencia fiel y de calidad; colaborando con partners e instituciones líderes en innovación y dando voz a los impulsores de cambios disruptivos en este sector. Además, es miembro del Consejo Asesor de varias organizaciones y empresa .

The Technolawgist ha hablado con las fundadoras de “ViWords”, la nueva empresa de diseño de la información que llega con el compromiso de poner el diseño de la información al servicio del usuario.

Cuéntanos cómo surge ViWords.

Blanca: Lola fue mi profesora de Derecho en ESADE y Marta es mi hermana y socia en The Foyer, nuestra empresa de narrativa. ViWords nace de la unión de las tres, es la confluencia de nuestros respectivos backgrounds con un objetivo común: usar la plasticidad de la información para mejorar la experiencia del usuario.

La metodología Design Thinking se ha convertido en el baluarte de la innovación en los procesos de diseño de servicios y productos. Dos grandes elementos destacan en esta metodología: creatividad y empatía. La creatividad es el motor que alimenta la experimentación de diseños y la empatía, o colocación del usuario en el centro, es la referencia que mueve ese motor.

En el ámbito de la información, la metodología Design Thinking ha calado en la redacción y transformación de textos y ha inspirado las mejores iniciativas para conseguir que el usuario reciba una información clara y, en consecuencia, entendible. Un ejemplo lo encontramos en el Legal Design, con casos tan remarcables como los de Margaret Hagan, executive Director of the Legal Design Lab, Helena HaapioI, co-developer en el IACCM Contract Design Pattern Library y Stefania Passera, contract design & visualization consultant en Passera Design, en el ámbito internacional y Laura Fauqueur, Founder de Legal Shake, en el ámbito nacional. En todos estos proyectos, la creatividad está al servicio de los usuarios en pro de la claridad de los textos y documentos legales. El Legal Design es precisamente un buen ejemplo de cómo la información relevante para el usuario debería ser diseñada y estructurada para que éste pueda entenderla.

Ahora bien, la aplicación de la metodología Design Thinking a la información, puede ir mucho más allá, porque la información también va mucho más allá. La información, entendida como el conjunto de textos que son necesarios para que el usuario conozca el producto, servicio, obra, y sus características y funcionalidades, está presente en todo. Sin embargo, para que el usuario la reciba, la entienda y la consuma satisfactoriamente, la información debe ser tratada con creatividad y empatía.

El concepto sobre el que nos asentamos para alcanzar este importante fin es el de “plasticidad de la información” y ViWords es la marca que hemos creado para conseguirlo.

Háblanos de este concepto de “plasticidad de la información”.

Marta: Yo, que me dedico a escribir y a la narrativa, soy fan de sacarle jugo al lenguaje. El término “plástico” hoy en día hace saltar alarmas. Sin embargo, esta palabra tiene un trasfondo muy amplio. Históricamente es una palabra dual, con aspectos artísticos y filosóficos que emanan del concepto de “plasticidad” y de su definición: la capacidad de ser moldeado.

El origen etimológico de la palabra “plástico” lo recuerda Valdas Macionis en su artículo, History of plastic surgery: Art, philosophy, and rhinoplasty en Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery,) señalando que “es una latinización del adjetivo griego antiguo “plastikos” (apto para moldear).

Por su parte, la “plástica” define el arte o técnica que consiste en crear o moldear objetos dando forma a una materia blanda como, por ejemplo, el yeso.

En ViWords esta materia blanda es el lenguaje, la base desde la que diseñamos la información. Así pues, la información es plástica y su moldeo se puede comparar con las artes plásticas o con una rinoplastia. Si imaginamos unas manos moldeando un jarrón de barro o un cirujano haciendo una reconstrucción de nariz a través de una manipulación creativa del tejido nos damos cuenta de que en ambos casos se trabaja una materia blanda y se le da forma. Exactamente lo mismo sucede con la información, aquí la materia a moldear es el lenguaje y, igual que en otros campos, también se puede elaborar mediante distintas técnicas.

Cuando vemos la información como algo moldeable, somos capaces de trabajarla para otorgarle la forma más adecuada o adaptada al usuario. Eso pasa por asegurar que el usuario entienda aquella información, pero también porque ésta se presente de la manera más atractiva posible. Sólo así la información cumple realmente su propósito: alcanzar al receptor. Y sólo así el usuario está realmente en el centro y lo percibe.

En ViWords ponemos en valor la plasticidad de la información y la trabajamos con nuestro equipo híbrido: expertos creativos y técnicos capaces de diseñar el mejor producto para los usuarios.

Somos conscientes de que la información también está constantemente expuesta a cambios en respuesta a una señal externa, ambiental, como si fuera un organismo. Esta capacidad de adaptación se conoce como plasticidad fenotípica y mientras más alta sea, mayor es la capacidad de sobrevivir. En ViWords nos encargamos de trabajar la plasticidad de la información haciéndola atractiva, coherente y útil para que así sobreviva, se adapte a los cambios y cumpla su función. Esto, para nosotras, es sinónimo de transparencia, compromiso y sostenibilidad.

¿Y cuál es vuestra metodología para determinar si la información es plástica?

Lola: Dos cosas relevantes me han llevado a participar en este proyecto. En primer lugar, la colaboración con jóvenes talentosas de las que aprendo cada día. Blanca fue mi alumna en ESADE Law School y eso me llevó a conocer a Marta y su trabajo también. Y, en segundo lugar, la posibilidad de trabajar con éxito la plasticidad a la información a través de una metodología y criterios bien definidos. Para ello, hemos diseñado la marca ViWords: from words to visuals.

Este proyecto tiene como propósito mejorar la experiencia del usuario a través del diseño de la información y para conseguirlo, trabaja sobre unos parámetros nucleares:

  • Claridad. Imágenes y textos claros y entendibles. Ausencia de oscurantismo.
  • Adaptación. Grado de modulación de la información según el receptor.
  • Dinamismo. Fácil lectura y comprensión. Evolución permanente de la información.
  • Estética: Uso del mejor formato y presentación.

Utilizamos la creatividad para asegurarnos de que el usuario recibe lo que necesitamos transmitirle. Puede ser una ley, los componentes de un medicamento, un concepto; un texto largo o simplemente una palabra. En ViWords modulamos la información para asegurarnos de que se reciba correctamente y guste.

Se ha hecho el mejor uso de la plasticidad de la información cuando en su diseño concurren los parámetros nucleares señalados. Ello requiere, sin duda, una continua labor de actualización, comprobación y verificación encaminada a asegurar que el diseño de la información evoluciona del mismo modo que lo hace el contexto y su receptor. En ViWords asumimos el compromiso de mejorar la experiencia del usuario a través del diseño de la información. Y tú, ¿te comprometes?

Puedes acceder a la página web en el siguiente enlace: www.vi-words.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here