3 consejos básicos que te ayudarán a innovar

0

1. Pensamiento lateral: es una manera de resolver problemas utilizando un enfoque indirecto y creativo a través del razonamiento que no es inmediatamente obvio. Se trata de ideas que tal vez no se puedan obtener utilizando sólo la lógica tradicional paso a paso.  Según Edward de Bono, quien acuñó este término, el pensamiento lateral se distancia deliberadamente de la percepción estándar de la creatividad como lógica «vertical» (el método clásico de resolución de problemas). Una persona utiliza el pensamiento lateral para pasar de una idea conocida a la creación de nuevas ideas. Edward de Bono define cuatro tipos de herramientas de pensamiento: (i) herramientas de generación de ideas destinadas a romper los patrones de pensamiento actuales: patrones de rutina, el statu quo, (ii) herramientas de enfoque destinadas a ampliar dónde buscar nuevas ideas; (iii) herramientas destinadas a asegurar que se reciba más valor de los productos que generan ideas; y (iv) herramientas de tratamiento que promuevan la consideración de las limitaciones, los recursos y el apoyo del mundo real.

2. Espacios blancos: Los espacios en blanco, son nuevas oportunidades que no se pueden aprovechar dentro del modelo de negocio y la estructura organizativa existentes. Estas oportunidades se encuentran fuera de los espacios centrales de la empresa y más allá de los adyacentes. Perseguirlos, por tanto, puede requerir ir más allá de la forma habitual de trabajar de una empresa, incluyendo un nuevo modelo de negocio (https://www.thetechnolawgist.com/2019/08/12/el-uso-de-espacios-en-blanco-para-reformular-el-sector-legal/).

3. Blue ocean: ‘Océano azul’ es un término que se refiere al cuota o sector del mercado donde no existe la competencia. El término fue acuñado por los profesores W. Chan Kim y Renee Mauborgne en su libro Blue Ocean Strategy: How to Create Uncontested Market Space and Make the Competition Irrelevant (2005). Kim y Mauborgne definen los “océanos azules” como mercados asociados con altos beneficios potenciales. En una industria establecida, las empresas compiten entre sí por toda cuota de mercado disponible. La competencia es a menudo tan intensa que algunas empresas no pueden sobrevivir. Este tipo de industria describe un “océano rojo”, que representa una cuota de mercado saturada ensangrentada por la competencia. Los “océanos azules” ofrecen lo contrario. Muchas empresas optan por innovar o expandirse con la esperanza de encontrar un mercado en el “océano azul” sin competidores. Un mercado de “océano azul puro” no tiene competidores. Los líderes empresariales con productos y servicios innovadores que pueden identificar los mercados del “océano azul” tienen un sinfín de oportunidades. Un líder de negocios en el mercado de los mares azules tiene la ventaja de ser el primero en llegar, ventajas de costes en negociaciones sin competencia, la capacidad de fijar precios sin presiones competitivas y la flexibilidad de llevar crear sus propias ofertas.


Suscríbete a nuestro newsletter aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here